Lunes, 12 de octubre de 2009
La amniocentesis, en términos generales, para lo que se le hace a las mujeres es sólo para saber si los cromosomas de sus hijos son normales. Es decir, para saber si existe una trisomia o una monosomia.
Solo en el 3% de los embarazos se va a dar una malformación, la que sea, ahí está la tranquilidad que se busca Es una prueba que no aporta ningún beneficio al niño y lo somete a riesgos aunque sean pequeños. El riesgo es de muerte, accidental o provocada, luego es un riesgo desproporcionado al que se le somete para no curar nada.
Más del 90% de los niños que tras ser sometidos a amniocentesis, incluso cuando se hace el excepcional estudio citogenético completo, cuando se detecta patología son ejecutados en el vientre de sus madres y esa ejecución, realizada por médicos, se justifica precisamente por el resultado de la amniocentesis, también realizadas por médicos, que cooperan, consciente o inconcientemente, voluntaria o involuntariamente, en la extensión de los abortos eugenésicos aunque no los practiquen directamente.
La teoria de la "aceptación serena" en el día a día se queda en mera teoría Para conocer el sexo del bebe, basta una ecografia, y para que a una madre se le ensanche el corazón solo tiene que tener la firme determinación de amar a tu hijo por sí mismo, con independencia de su salud o de su sexo o de su dotación genética o cromosómica, desde el mismo instante que comienza su vida y hasta el momento en que sobrevenga su muerte natural.
Por otro lado, si de verdad se quisiera ver cómo beneficia al niño antes de nacer y cómo contribuye a su bienestar, nos daríamos de que someterlo a estas pruebas, que no curan nada, genera un stress innecesario en la madre, rompiéndose el vinculo afectivo hasta que no se confirme la normalidad que deja una huella tanto en la madre como en el hijo: «Someter a un riesgo a tu hijo para tu tranquilidad y confianza, no es más que un un acto de egoismo que muchos ginecólogos se prestan a satisfacer» Lo más productivo sería que se dejasen de ofrecer pruebas encaminadas al diagnóstico de enfermedades incurables durante el embarazo, especialmente de las que tienen riesgo directo o indirecto de muerte, y que se considere al feto persona con derechos en el que se debe incluir el derecho a su intimidad crosmosómica y genética, cuyo secreto nadie tiene derecho a descubrir especialmente si es para justificar causarle un mal, como ser abortado.
  • Hacer los diagnósticos genéticos trás el nacimiento tiene varias ventajas:
  • Elimina stress durante el embarazo.
  • No somete al niño a riesgos.
  • Evita la discrimiización de los discapacitados en el moemeto de sus vidas en el que están más indefensos.
  • Daría cumplimiento a al ordenamineto juirídico en materia de derechos de los discapacitados.Evita que una madre tenga la tentación de abortar.
  • Se posibilita la terapia genética que, en el caso de ser posible, se hará siempre trás el nacimiento. 
  • Permite conocer las consecuencias reales de la alteración genética en cada caso individual.
Dr. Rodríquez Martín Ginecólogo DAV




Tags: Amniocentesis, Rodriguez Martín, trisomía, diagnóstico prenatal

Publicado por Galsuinda @ 16:38  | defendiendo la vida
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios